in english
Skip Navigation Links
Skip Navigation Links
Consejos Utiles La Ropa

Leer y seguir las instrucciones en el paquete de lejía. Utilizar una taza para medir estándar y medir la cantidad recomendada. Para lograr los resultados mejores, diluir la lejía con un cuarto (0,95litros) de agua y añadirla casi 5 minutos después de que el ciclo de lavado he comenzado. Si se aplique la lejía pura directamente a la tela se puede resultar en la desaparición de colores y/o el debilitamiento de la tela. Al agregar la lejía con el detergente al principio del ciclo de lavado puede resultar en la destrucción de ciertos ingredientes del detergente (como las enzimas, FWAs). Eso reduce la eficacia de ambos la lejía y el detergente.
Para lavadoras con distribuidores automáticos en donde se expende y se dilue automáticamente la lejía, seguir las instrucciones del fabricante.
Se puede utilizar la lejía sobre todos tipos de naturales fibras no desteñibles y lavables (el algodón y el lino) sino las fibras de proteína como la lana, el mohair y la seda. También, es seguro utilizar la lejía con la tela lavable sintética e inarrugable sino el spandex.
Es seguro utilizar la lejía sobre la mayoría de (70 – 80%) tela lavable de colores. Para determinar si se puede utilizar la lejía sobre cierto color, aplicar una gota de una solución de prueba hecha de una cucharada (15ml) de lejía con ¼ taza (60ml) de agua a una parte poca llamativa de la tela o la prenda, como una costura. Hay que asegurar que la solución se penetra la tela. Dejar por un minuto y secar con una toallita de papel. Si no hay cambio de color, se puede blanquear la prenda seguramente. Asegurar que se prueba el adorno.

© Copyright 2009 Ansa Chemicals limited. Todos derechos reservados.